Feedburner ha sido capaz de sobrevivir al primer y al segundo ‘spring cleaning’ de Google. Y sigue siendo un servicio bastante popular en el mundo de las bitácoras. Pero desde ahora ya no forma parte de los servicios sobre los que se apoya esta bitácora.

El hecho de que en este último Google haya decidido dar el cierre a Reader por un lado da a entender que Google no tiene ninguna fe en RSS u otros formatos de sindicación, que no quiere luchar por intentar buscar un modelo que haga comercialmente rentable ese contenido sindicado, que prefiere que el descubrimiento de nuevos contenidos se produzca a través de su red social, Google+.

Ese cierre también da a entender que el tamaño o la fidelidad de las comunidades de los servicios que cierra no son un factor que tengan muy en cuenta dentro de la decisión de cierre. Cada vez su famoso “don’t be evil” tiene menos peso y cada vez las decisiones puramente empresariales lo tienen más.

No tengo ningún problema en que Google se comporte de esta manera, es perfectamente respetable, al fin y al cabo Google no es ni más ni menos que una empresa cuyo principal objetivo como todas las empresas es generar beneficios. Pero en el futuro será raro que vuelva a usar alguno de los nuevos productos de Google hasta que no tenga muy claro el modelo que piensan seguir. Han perdido uno más de ese grupo de usuarios mezcla de early adopter, power user y beta tester.

El antiguo feed será dado de baja a finales de este mes de mayo. Os recomiendo que cambiéis mi dirección en vuestros agregadores por la siguiente:

http://luismayoral.com/feed.atom