La imagen que acompaña esta entrada es la portada que el periódico ABC presentaba hoy en su edición impresa.

Poner como representación de las manifestaciones del 15 de octubre a nivel global los incidentes que se produjeron en la manifestación de Roma cuando en el resto del mundo el ambiente ha sido pacífico y festivo, y no aclararlo hasta el subtítulo dejando un titular que daba a entender que era la actitud general, no tiene otro nombre que no sea manipulación.

A estas alturas de la película cualquier persona con dos dedos de frente sabe de qué pie cojea cada medio de comunicación, y todos sabemos la orientación que tiene ABC, pero aun así resulta repugnante encontrarse a estas alturas con portadas como esa.